LA PREVENCIÓN DE LAS ADICCIONES EN LOS LIBROS DE TEXTO ESPAÑOLES: UNA ASIGNATURA PENDIENTE


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "LA PREVENCIÓN DE LAS ADICCIONES EN LOS LIBROS DE TEXTO ESPAÑOLES: UNA ASIGNATURA PENDIENTE"

Transcripción

1 LA PREVENCIÓN DE LAS ADICCIONES EN LOS LIBROS DE TEXTO ESPAÑOLES: UNA ASIGNATURA PENDIENTE Dr. D. Víctor Agulló Calatayud Departament de Sociologia i Antropologia Social (Universitat de València) y UISYS, Unidad Mixta de Investigación (Universitat de València-CSIC). La educación es la fuerza de futuro, porque constituye uno de los instrumentos más poderosos para realizar cambios en nuestros estilos de vida y nuestros comportamientos. Edgar Morin Una reciente tesis doctoral defendida en la Universitat de València por parte de la pedagoga Susana Chorén pone de manifiesto como, de manera general, los libros de texto españoles prestan una atención insuficiente a la prevención de adicciones entre los jóvenes. Esta es una de las principales conclusiones de su trabajo titulado Competencias en Prevención de las Adicciones en la Educación Obligatoria Española que ha sido dirigido por los doctores Valentín Gavidia y Mª Eugenia González. Su autora, Susana Chorén cuenta con una dilatada experiencia en el campo de la prevención de las drogodependencias y otros trastornos adictivos, lo que le ha permitido profundizar sobremanera en la materia. Durante los últimos 5 años ha analizado ni más ni menos que un total de 130 libros de texto de las siguientes materias: Ciencias Naturales y/o Biología y Geología; Lengua Castellana y Literatura, Valores Sociales y Cívicos y/o Valores Éticos y Educación Física. Los resultados obtenidos son especialmente sensibles y preocupantes dado que nos encontramos en un contexto de creciente aumento del número de las adicciones entre los jóvenes, fundamentalmente al cannabis y a dispositivos tecnológicos o TIC. Recordemos que expertos del área como Elisardo Becoña recomiendan «partir del conocimiento científico en el ámbito de la prevención para conocer mejor los factores de riesgo y factores de prevención, así como los estudios epidemiológicos, diseño y 1

2 evaluación de programas que permitan definir y mejorar la política de prevención a seguir». Conviene señalar que los programas de universalización de la prevención escolar pretenden llegar a todos los niños y jóvenes desde las edades más tempranas a la adolescencia, en su entorno escolar, dotándolos de una serie de habilidades, actitudes y cogniciones que les ayudarán a vivir en su entorno, en el que se van a encontrar con las drogas, cuando menos con las legales (Santos, Rodríguez y Rodríguez, 2006). La prevención del consumo de drogas cuenta además con una gran aceptación entre el colectivo de educadores (Megías et al., 1999) y es percibida como muy necesaria por parte de la mayoría de docentes. Convenimos igualmente con Gavidia, Aguilar y Carratalá (2011) que nuestro sistema educativo debe formar a las personas en su totalidad, por lo que es necesario establecer qué aspectos incluye el currículum para que el alumnado alcance competencias en la prevención de las adicciones lo que debe incluir un «saber», un «saber hacer» y un «saber ser» en contextos y situaciones concretos en función de propósitos deseados. En ese sentido, en la tesis doctoral en relación con el análisis de los manuales escolares se concluye que la asignatura de Ciencias Naturales o Biología es donde mayor consideración se ha tenido de los contenidos competenciales relacionados con las adicciones, debido a que en ella se han logrado los niveles de salud más elevados. El curso de 3º de la ESO es en el que se han alcanzado los mejores resultados. De igual modo, otro de los aspectos que puede ser resaltado es que algunos textos tienen en gran consideración contenidos de las adicciones tóxicas, pero dejan de lado aspectos relativos a las adicciones tecnológicas y viceversa. También puede ser reportado que un gran número de los contenidos no se plantean con profundidad, no cuentan con actividades que contribuyan a la asunción de este aprendizaje. Estos resultados describen que el trabajo que realizan los textos es desigual y no todos contemplan o acometen de manera similar los temas sobre prevención de las adicciones. Todo ello pone de manifiesto que no existe en la educación obligatoria española una consideración transversal de esta problemática lo que supone una cuestión capital dado que la elección del libro de texto influirá en que el estudiante adquiera o no un mayor número de competencias. 2

3 Se defiende que abordar la prevención de las adicciones en el desarrollo de las materias busca unir el aprendizaje de conceptos académicos con el conocimiento científico sobre las adicciones, de manera que les permita posicionarse sobre este fenómeno con una información veraz y objetiva, adquiriendo habilidades y actitudes contrarias a su consumo, potenciando valores que formen personas libres, sin ataduras, dueños de sus vidas. En relación con las dimensiones objeto de estudio en la tesis se ha reportado que la dimensión conceptual es la más considerada. Ello evidencia que los textos se centran especialmente en presentar información, en dotar al alumnado de unos conocimientos teóricos, que se plantean de una manera expositiva, pero en escasas ocasiones se presenta la realización de actividades prácticas (procedimental) o menos aún se aborda la dimensión actitudinal. En otras palabras, no se fomenta la adquisición de una actitud crítica y que el alumnado reflexione sobre los problemas de las adicciones. Por ejemplo, no se está potenciando una visión de rechazo frente al consumo de tabaco, alcohol o cannabis, de manera que el alumnado pueda o sepa tomar decisiones responsables respecto al consumo de estas sustancias. Por ello, sin un trabajo homogéneo de las tres dimensiones, se coarta el desarrollo óptimo de las competencias. Es decir, una mera transmisión de hechos y conceptos no consigue un cambio en las actitudes y conductas. En definitiva, la información sobre las drogodependencias por parte del alumnado al finalizar los estudios obligatorios debería ofrecer las competencias suficientes como para abordar los riesgos que la sociedad presenta ante las adicciones. Sería deseable que las recomendaciones y propuestas de futuro contempladas en la tesis fueran consideradas por los distintos actores implicados. En primer lugar, por los responsables públicos con capacidad de decisión en el campo de la prevención del consumo de adicciones. En segundo, por la comunidad educativa escolar y, finalmente y muy en especial, por parte del profesorado, dado que en la tesis se erige como un agente activo de salud para el abordaje de la prevención de las adicciones en las aulas. Igualmente, sería enormemente interesante favorecer los cauces oportunos para que familia y escuela puedan colaborar más estrecha y coordinadamente en este ámbito. En la medida que las acciones educativas diseñadas para abordar el consumo de drogas y/o abuso de las TIC tengan como eje una educación que favorezca el 3

4 pensamiento, la reflexión crítica, la interrelación del conocimiento, la comprensión de realidades diferentes, mejores serán sus resultados. Entre las conclusiones del estudio pueden ser destacadas las siguientes: La intervención educativa dirigida a la prevención de las adicciones debe orientarse a la adquisición de diferentes competencias que promuevan los factores de protección y disminuyan los de riesgo. Es necesario aplicar los conocimientos sobre salud para que se transformen en hábitos. Asimismo, para la adquisición de un comportamiento es necesario actuar también sobre el entorno; si solo incrementamos los conocimientos no se actúa sobre el entorno, lo que dificulta el cambio conductual. Por ese motivo el objetivo de la Educación para la Salud reside en corregir y fortalecer estilos de vida saludables, y para ello es necesario un contexto que lo favorezca (Gavidia, 2009). Para conseguir una adecuada Educación para la Salud en la escuela se debe potenciar la transversalidad en los libros de texto y en las acciones de los docentes, dedicar esfuerzos equitativos a impulsar actitudes y comportamientos y tratar que la labor que se desarrolla en los centros influya en el contexto, convirtiendo a la escuela en un centro promotor de la Salud. Bibliografía Becoña, E. (1999). Bases teóricas que sustentan los programas de prevención de drogas. Madrid: Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas. Ministerio del Interior. Gavidia, V. (2009). El profesorado ante la educación y promoción de la salud en le escuela. Didáctica de las ciencias Experimentales y Sociales, nº 23, pp Gavidia, V., Aguilar, R. y Carratalá, A. (2011). Desaparecen las transversales con la aparición de las competencias? Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales, nº 25 pp: Santos, J.A; Rodríguez, M. A y Rodríguez, M.P. (2006). Programa de universalización de la prevención escolar. En: Tratado SET de Trastornos Adictivos. Madrid: Editorial Médica Panamericana pp Megías, E; Comas, D; Elzo, J.; Navarro, J. y Vega, A. (1999). Los docentes españoles y la prevención del consumo de drogas. Madrid: FAD-Grupo Santillana. 4

5 EJEMPLO DEL NIVEL DE SALUD DE DESARROLLO PERSONAL EN LOS LIBROS DE CIENCIAS NATURALES Y/O BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA Fuente: Editorial EDEBÉ (3º ESO). Tema 1 (p.22). 5

Sitemap