ESTADISTICAS DE CONSUMO BRUTO DE EMERGIA DE CENTRAME RICA Y PANAMA, 1950 A 1964


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "ESTADISTICAS DE CONSUMO BRUTO DE EMERGIA DE CENTRAME RICA Y PANAMA, 1950 A 1964"

Transcripción

1 NACIONES UNIDAS CONSEJO ECONOM Y SOC CO MiMiHitimHiiHmiHtMimimtHHiiHfititHttitHiimmmmttifitmniMHimoiiiiim COMISION ECONOMICA PARA AMERICA LATINA COMITE DE COOPERACION ECONOMICA DEL ISTMO CENTROAMERICANO SUBCOMITE CENTROAMERICANO DE ELECTRIFICACION Tercera reunión San Pedro Sula, Honduras GENERAL E/CN,12/CCE/SC.5/39 10 de junio de 1966 ORIGINALS ESPAÑOL ESTADISTICAS DE CONSUMO BRUTO DE EMERGIA DE CENTRAME RICA Y PANAMA, 1950 A 1964 Informe preparado por la Misión Centroamericana de Electrificación y Recursos Hidráulicos asignada por la Dirección de Operaciones de Asistencia Técnica de las Naciones Unidas al Programa de Integración Económica Centroamericana.

2

3 B/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. iii INDICE Página 1«Presentación l 2. El problema de la medición del consumo de energía. Metodología 2 3. Métodos de cálculo 6 a) Consumo bruto aparente de combustibles vegetales 6 b) Consumo bruto aparente de combustibles minerales 7 c) Consumo bruto de hidroelectricidad 7 4. Cuadros de información general sobre Centroamérica y Panamá (1 al 3) 11 1, Consumo bruto aparente de energía inanimada., según origen, , Consumo bruto estimado de combustibles vegetales* , Consumo bruto aparente de combustibles minerales, < 5«Cuadros de información sobre Guatemala (4 al 6) 19 4» Consumo bruto aparente de energía inanimada, , Consumo bruto estimado de combustibles vegetales* , Consumo bruto aparente de combustibles minerales, , Cuadros de información sobre El Salvador (7 al 9) 25 7, Consumo bruto aparente de energía inanimada, , Consumo bruto estimado de combustibles vegetales, , Consumo bruto aparente de combustibles minerales, /7. Cuadros

4 E/CN.i 2/CCE/SC,3/39 TA 0/LAX/61 Pág. tv Página 7«Cuadros de información sobre Honduras <10 al 12) Consumo bruto aparente de energía inanimada» «Consuno bruto estimado de combustibles vegetales, Consumo bruto aparente de combustibles minerales» * Cuadros de información sobre Nicaragua (13 al 15) Consumo bruto aparente de energía inanimada, Consumo bruto estimado de combustibles vegetales» Consumo bruto aparente de combustibles minerales» » Cuadros de información sobre Costa Rica (16 al 16) Consuno bruto aparente de energía inanimada* Consumo bruto «atinado de combustibles vegetales» Consumo bruto aparente de combustibles minerales» » Cuadros de información sobre Panamá (19 al 21) Consumo bruto aparente de energía inanimada» Consumo bruto estimado de combustibles vegetales» «Consumo bruto aparente de combustibles minerales» Anexo. Consumo de combustibles vegetales en los países latinoamericanos» /l, Presentación

5 E/CM.12/CCE/S6.5/39 Pág Presentación En la segunda reunión del Subcomité Centroamericano de Electrificación, celebrada en Guatemala en junio de 1963, se aprobó la resolución 11 (SC»5) El sector de energía dentro de la planificación económica y social, en la cual se recomendaba a los gobiernos que los organismos nacionales de electrificación de cada país tuvieran a su cargo el estudio y la programación del sector energía* En la misma resolución se solicitaba a esos organismos la elaboración de planes y proyectos tendientes a dar solución integral al problema de la energía en la región* Las estadísticas de consumo bruto de energía de los países centroamericanos y Panamá para el periodo , que figuran en este documento, se consideran de utilidad para la formulación de los planes y proyectos antes mencionados y para determinar ios alcances de tina política regional de energía que no se han concretado todavía dentro del proceso de integración económica centroamericana* Se recoge en la primera parte información general sobre el consumo de los diversos tipos de energía utilizada en los seis países del Istmo; en la segunda se detalla esa información, por países» En la presentación de los datos se siguen las normas y la nomenclatura de las Naciones Unidas para este tipo de estadísticas*-^ Por la naturaleza del problema se ha incurrido en lo referente a la evaluación del consumo de energía vegetal en estimaciones, utilizando diversos métodos que se explican más adelante* En los cuadros correspondientes se indican las cifras que son estimaciones* Ha sido difícil obtener cifras de consuno de combustibles minerales porque sólo figuran parcialmente en los cuestionarios de los censos generales que levantan las Direcciones Generales de Estadística y en las estadísticas de comercio exterior* El problema de recoger esa información y de publicarla se ha complicado últimamente al iniciar operaciones las refinerías nacionales de petróleo que abastecen a cada país, donde no fue posible obtener datos* Convendrá resolver este problema por medio de una legislación apropiada o estableciendo acuerdos directos con las refinerías, V Véase La energía en América Latina (E/CN*l2/384/Rev. I). /porque las

6 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 2 porque las cifras reales de crecimiento del consumo y su estructura son la nica base para determinar las proyecciones y para poder establecer la política energética de cada país. 2* El problema de la medición del consumo de energía. Metodología Se ha procurado medir el consumo de energía inanimada de cada uno de ios países centroamericanos y de Panamá para conocer la cantidad de energía incorporada al proceso productivo que ha permitido mejorar la productivi dad media del trabajo y por lo tanto el crecimiento del producto bruto per cápita en los diversos países de la región* Se considera como balance de energía la suma de la energía térmica» eléctrica» mecánica» etc.» que representan todos los consumos expresados en una unidad común. Como la energía proviene de diferentes fuentes» se transforma y aprovecha en formas distintas» y se usa con muy variados propósitos; la elaboración de un balance energético requiere la solución previa de los dos problemas siguientes! a) el conocimiento de las diferentes etapas de los procesos energéticos en que se considere conveniente efectuar un estudio integral y b) reducir a una unidad común las diferentes formas de energía» estableciendo las equivalencias correspondientes«cuando se resuelven adecuadamente estos dos problemas se obtienen conclusiones económicas útiles. Las dificultades para reducir formas muy heterogéneas de energía a un consumo de energía total son Innumerables» como lo son las diferencias fisicoquímicas de los diferentes tipos de energía» sus campos de aprovechamiento» sus distintos rendimientos y los procesos técnicos que se utilizan para obtenerla» Las dificultades se acentúan cuando hay que determinar la inportancía relativa de cada tipo de energía y debe evitarse confundir el significado tecnicoeconómico de"cada uno de esos tipos. La potencia energética dé ún combustible puede equivaler a la de otro» aunque su obtención y utilización se haga de distinta manera y el rendimiento que se obtenga sea diferente. /Al aplicar

7 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Wg. 3 Al aplicar cualquier combustible a funciones técnicoeconómicas diferentes (calefacción doméstica, producción de electricidad, uso industrial o tracción en un ferrocarril o autobús) el aprovechamiento de la energía potencial del combustible será también muy distinto, independientemente de la unidad que se pueda haber elegido para comparación (calorías, B.T.U., toneladas equivalentes de petróleo o carbón, o millones equivalentes de kwh)* Por demás está señalar el valor económico que para un país supone la diversidad de sus fuentes de energía, porque refleja la medida en que no depende de una fuente única y permite apreciar el mayor o menor aprovechamiento de cada una de ellas, y con ello su importancia respectiva«debe considerarse que, en general, todas esas diferentes formas de energía salvo excepción pueden servir además para los mismos propósitos económicos, es decir, son sustituibles entre si* Por eso la suma total de la energía procedente de distintas fuentes debe conocerse para poder inteje pretar las evoluciones que se observen dentro del sector y las relaciones que tengan con las actividades económicas» El total de la demanda de energía de un país, en un momento dado, puede reflejar fallas metodológicas de cálculo que al ser analizadas sin juicio critico pueden conducir a juicios erróneos* Para procurar evitarlos podría tenerse presente lo que pudiera denominarse nivel de aprovechamiento o nivel de utilización* Si se realiza el balance energético al nivel en el que las diversas formas de energía son equivalentes, es decir, en el de la etapa de su aprovechamiento final, el total obtenido permite una comparación para fines de sustitución más valedera, aunque para obtener una imagen verdadera de un sistema energético sea necesario seguir su transformación desde el estado de recurso natural hasta su utilización en alguna función económicamente útil* Tres niveles de aprovechamiento resultan de especial importancia para la interpretación de los procesos y por la significación económica que encierran* i) el consumo bruto; ii) el consumo neto (o útil), y iii) el consumo aprovechado (o efectivo)* Deben tenerse presentes a este respecto las siguientes definiciones} i) Energía bruta; Es la que existe potencialmente en el momento de aplicarse a un fin económico, cualquiera que sea la materia prima que /se obtiene

8 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 4 se obtiene, nacional o importada. Comprende combustibles primarios y la energía directa --hidroelectricidad, energía mecánica» etc. # e incluye en todos ios casos la utilizada para las operaciones de extracción, transporte, etc.» de la energía misma dentro del país de que se trate» ii) Energía netas Es la potencial de los combustibles y de la electricidad {térmica e hidráulica), en las formas y lugares en que será utilizada, pero sin ponderación alguna en cuanto a las características o rendimientos de esa utilización» Por definición, equivale a la energía bruta menos la que se necesita para producirla, transformarla y transportarla hasta el consumidor final en el lugar de consumo. En este caso se / toma en cuenta la energía derivada y no ios combustibles primarios que le dieron origen. Por ejemplo, la termoelectricidad entregada a los consumidores directos, pero no la generación del consumo propio de la planta y las pérdidas de transformación y transmisión, ni el contenido calórico de los combustibles utilizados para producir la energía entregada» iii) Energía aprovechadas Trabajo mecánico, calor o luz en que se transforma una parte de la energía neta para ser absorbida en un proceso que puede ser el mantenimiento de una temperatura ambiente, la obtención de un producto agrícola o industrial, el traslado de un lugar a otro de personas o cargas, una adecuada visibilidad para trabajar (luz) o descansar, etc.). Ejemplo de los tres tipos de energía, o del valor de la energía en cada nivel, es el contenido de calor del petróleo crudo» Ai llegar al puerto serla la energía bruta; el contenido calórico del diesel utilizado directamente por una locomotora, la energía neta; las toneladas kilómetro recorridas por el tren del que tira la locomotora, expresadas también en equivalente calórico, la energía aprovechada«los valores energéticos de las etapas i) y li) son relativamente fáciles de calcular si se cuenta con estadísticas adecuadas. Para calcular los de la etapa iii) es necesario aclarar antes el término aprovechada» Se define la energía aprovechada como la necesaria para obtener un resultado o finalidad económica determinada. El concepto incluye dos clases de utilización; l) el consumo forzoso (e inevitable) causado por la operación misma y 2) las pérdidas reales / que puedan

9 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 5 que puedan evitarse o disminuirse y no se incluyen cuya reducción puede mejorar los rendimientos* Esta división permitiría ir aún más lejos en el análisis y considerar el consumo forzoso la energía incorporada al proceso o al artículo producido que podría denominarse energía útil final* Tal sería el caso del calor absorbido por las personas en una habitación o el contenido en un lingote de acero, etc* Este concepto de energía útil final es de difícil y complicada medida» Por lo demás, la diferencia entre consumo neto y energía aprovechada disminuye a medida que las economías son más desarrolladas y más alto el grado de tecnificación, y constituye una medida práctica del grado de aprovechamiento, que varía considerablemente de un país a otro* La diferencia entre energía aprovechada y trabajo útil caracteriza más bien, en cambio, a una época y a una etapa de la técnica y no varía mucho entre los países* El consumo de energía neta representa la fase de utilización intermedia por la que se mide la disponibilidad de esa energía para la economía* Cuando se precisa relacionar el consumo de energía con la actividad económica, se utiliza la energía neta* Cuando se trata de analizar la composición del consumo total y los problemas de la producción, las importaciones y las inversiones, se hace referencia a la energía bruta* En este estudio se ha estimado únicamente el consumo de energía bruta, expresada como la unidad común que se obtiene con una tonelada de petróleo crudo normal ( calorías) de acuerdo con estudios similares sobre América Latina, y considerando que el petróleo es el combustible que tiene el poder calorífero más uniforme de los naturales«las cantidades totales computadas han de servir para realizar los análisis del caso en cuanto al comportamiento del sector energía y sus interrelaciones con el resto de la economía* El mejoramiento de las estadísticas y la realización de encuestas directas que se realicen en los países, permitirá establecer en el futuro balances energéticos a nivel de energía neta y energía aprovechada, que serán de utilidad cuando se entre de lleno a impulsar la política energética de sustituciones que resulte más favorable para el interés económico de la región* /3* Métodos

10 E/CN.12/CCE/SC.5/39 TAO/IAT/61 Pág. 6 3«Métodos de cálculo a) Consumo bruto aparente de combustibles vegetales Para la estimación del consumo aparente de diversos combustibles vegetales se utilizó el siguiente método de cálculo; 1) Se separa el bagazo de caña de los demás combustibles (leña^ carbón, etc.). El consumo de bagazo se estimé con base en la producción de caña molida en ingenios y trapiches de la región, utilizando porcentajes de bagazo respecto a la caña molida obtenidos en los grandes ingenios de Panamá (20 por ciento). El podér calorífero de este bagazo se estimó suponiendo que se trataba de una mezcla 50 por ciento seca y 50 por ciento húmeda en el momento de su utilización» ii) El consumo de leña, carbón y otros combustibles vegetales se determinó con base en las evaluaciones efectuadas en 1950, que figuran en el estudio La Energía en América Latina., sus posibilidades y problemas (E/CR. 12/384/Rev- 1). Corresponden a un valor único para los seis 3/ países de 0*150 toneladas de petróleo equivalente por habitante/año. La población es la estimada por las Direcciones de Estadística y Censos de cada país. Encuestas nacionales sobre el consumo de estos combustibles que puedan realizarse en el futuro concretarán la importancia que puede corresponder a cada uno al variar las condiciones económicas generales. Parece conveniente sugerir que los organismos eléctricos de regulación o las empresas productoras de energía de cada país realicen encuestas de este tipo periódicamente, en coordinación con los Ministerios de Agricultura o de Recursos Naturales. (Véase anexos "Consumo de combustibles vegetales en los países latinoamericanos, 1950'*. 2/ Publicación de las Naciones Unidas, No, de venta G / Excepto para El Salvador en que el valor utilizado fue de 0,230 tonjí ladas de petróleo equivalente por habitante por año. /b) Consumo

11 E/CN,12/CCE/SC.5/39 Pág. 7 b) Consumo bruto aparente de combastlbles minerales Las series que corresponden a consumo aparente se basan en las impor taciones de estos tipos de combustibles en los años cuando no existían ref nerías de petróleo en los países. Desde que comenzaron a operar las refinerías, se ha utilizado la producción bruta de las mismas, restando las exportaciones. Los poderes caloríferos utilizados para la conversión a la unidad base de comparación tonelada de petróleo equivalente se muestran en el cuadro A. Como las importaciones o la producción se anotan generalmente en un dades de volumen, (especialmente barriles), la conversión se ha hecho con base en los factores del cuadro B.. c) Consumo bruto de hidroelectricidad El consumo bruto.de hidroelectricidad, en toneladas de petróleo equl^ valente» se ha definido utilizando las series de producción de electricidad de las plantas hidroeléctricas de la región, estableciendo la relación directa entre kwh y calorías, y relacionando el valor de la producción de hidroelectricidad en calorías con el patrón equivalente (1 G$/h = 1 millón de kwh = 80.5 toneladas de petróleo equivalente). /Cuadro A

12 Pág. 8 Cuadro A PODERES CALGBICC& 1 FACTOR DE CONVERSION A EQUIVALEITTE DE PETROLEO ( KCAL/kg) DE LOS COMBUSTIBLES MAS USADOS Poder calórico (Kcal/kg) Factor de conversión a kg de petróleo equivalente Combustibles sólidos Carbón mineral Importado ,67 Nacionala_f Argentina Brasil Colombia Chile *64 México Perú *69 Venezuela Asfaltita (Argentina) Coque de hulla Coque petrolífero Carbón vegetal Leña (expresada en kg) a Bagazo (seco) )»44 Bagazo (50 por ciento humedad) Combustibles líquidos Petróleo crudo Derivados Gasolina de aviación Gasolina para motores Gasolina natural Kerosene y productos similares Gas oil y Diesel oil (o fuel oil destilado ) Fuel oil residual Combustibles gaseosos Gases licuados cf Butano (expresado en kg) Propano (expresado en kg) Gas natural áf Gas de refinería áj Gas de hulla e/ fuente: Naciones Unidas, La Energía en América Latina (E/CN.12/384/Rev.1, 1956 a/ b/ d/ 1/ Pág Para los carbones que se extraen en la actualidad. Ya que generalmente las.estadlsticas de leña consignan el volumen, es conveniente anotar que 1 m contiene aproximadamente 320 kg (volumen aparente). En esta forma» la relación de leña/peso de petróleo es 0*11 toneladas de petróleo por metro cúbico de leña. Los poderes calóricos expresados en litros serian, respectivamente, y Kcal/litro, y los factores de conversión y Por m 3. Este gas tiene un poder calórico teórico (inferior) de aproximadamente cal/nr (dependiente de la temperatura del horno), pero generalmente se le usa después de mezclarlo con vapor de agua, lo que hace descender su poder a cal/m 3 o menos, valor que depende a su vez de las condiciones y costumbres de cada fábrica de gas.

13 Cuadro 9 E/CN.12/CCE/SC.5/39 P g. 9 CONVERSION DE MEDIDAS DE VOLUMEN A PESO, DEL PETROLEO Producto J 1 * ; po 5 barri 5 de 42 galones a/ Gasolina para aviación. 116«12 Gasolina común (para motor) 117*48 Gasolina natural 117«48 Kerosene 128,82 Gas oil, diesel oil, fuel oil 137,89 Aceites combustibles residuales 150,14 Aceites lubricantes 142,81 Aceites minerales no especificados 142*88 Gasolina mineral Gas liquido de petróleo (para uso doméstico) 92,08 Parafina sólida 127,00 Coque de petróleo 181,89 Fuente? Petroleum faets and figures, Pág a/ Galóns= litros. /4. Cuadros

14

15 E/CN,12/CCE/SC.5/39 Pág. 11 Cuadros de información general sobre Centroamérica y Panamá (Cuadros 1 a 3) /Cuadro 1

16

17 Cuadro 1 CENTRGAMERICA Y PANAMA.: CONSUMO BRUTO APARENTE DE ENERGIA INANIMADA, SEGUN ORIGEN, E/CN.l2/CCE/SC*5/39 Pág. 13 (Equivalente calorífico en miles de toneladas de petróleo) Centroamerica Çgntraagérica =Gaa^aala El Salvador Honduras Nicaragua Costa Rica Panamá 7 Panama Local Importada Local Importada Local Importada Local Importada Local Importada Local Importadas Local Importada Local Importada , C l l ü Cól l l l I > C Ò C Tasas anuales de crecimientoj C 8.7 3* Tasas anuales de crecimiento^ 1960-^ o2 3« *9 4* /Cuadro 2

18

19 E/CN»12/CCE/SC»5/39 Pág. 15 Cuadro 2 CENTROAMERICA "Y PANAMA: CONSUMO BRUTO ESTIMADO DE COMBUSTIBLES VEGETALES, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Centroamérica y Panamá Centroamérica Guatemala Hondu ras El Salvador Nicaragua Costa Rica Panamá Tasas de crecimiento anual Tasas de crecimiento anual /Cuadro 3

20

21 Cuadro 3 CENTROAMERICA Y PANAMA» CONSUMO BRUTO APARENTE DE COMBUSTIBLES MINERALES» (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) E/CN.12/CCE/SC.5/39 TÂO/LAT/v-ï Pág. 17 Centrcamerica y Panama Centra«-?.'-* lea Guatemala El.Salvador Rendías Nicaragua Costa Rica Año Petróleo Petróleo Petróleo Petróleo Petróleo Petróleo Petróleo Fetròica y deriva Carbón y derivji Carbón y deriva Carbón y derivja Carbón y deriva Carbón y deriva Carbón y deriva Carbón y deriva vü vsó dos dos dos dos dos dos dos doí-, U , o t , , l * Oc Os , l m» i de crecí.miento aj«?;??. j Tas as de crecimiento anual $

22

23 E/CN.12/CCE/SC.5/39 TAO/LAT/ 39 Pág. 19 5, Cuadros de información»obre Guatemala (4 al 6) /Cuadro 12

24

25 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Ttfg. 21 Cuadro 4 GUATEMALA«CONSUMO BRUTO APARENTE DE ENERGIA INANIMADA, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Total Combustibles comerciales Petróleo Hldroelectricidád y Carbón derivados Combustib. vegefeale U , * I /Cuadro 17

26 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 22 Cuadro 5 GUATEhAL&í CONSUMO BRUTO ESTIMADO DE COMBUSTIBLES VEGETALES, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Constato de leña Bagazo Población y carbón vegetal Utilizado aj (Miles) b/ IB â a/ Estimaciones de CEPAL, México, con base en datos del Banco Central de Guatemala. b/ Estimaciones de CEFAL, México, provisionales. /Cuadro 6

27 Cuadro 6 GUATEMALA: CONSUMO BRUTO APARENTE DE COMBUSTIBLES MINERALES, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Total Petróleo crudo Petróleo, derivados y gas Fuel, diesel y gas oil Kerosene Gasolina y bencina Gas natural y artificial Carbón ? » n

28

29 E/CN.12/CCE/SC.5/39 1&0/UT/61 Pág Cuadros de Información sobre El Salvador (7 al 9) /Cuadro 7

30

31 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Ttfg. 27 Cuadro 4 EL SALVADOR! CONSUMO BRUTO APARENTE DE ENERGIA INANIMADA, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Combustibles comerciales Ano Total Total»etrólea y Hidroelectri Carbón derivados cidad oomdustxdj.es vegetales /Cuadro 17

32 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 28 Guadro 8 EL SALVADORí CONSUMO BRUTO ESTIMADO DE COMBUSTIBLES VEGETALES, ^(Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Consumo de leña y car b<5n vegetal Bagazo utjl 1izado aj Población-' (Miles) a/ Ministerio de Agricultura y Ganadería, b/ Naciones Unidas. Boletín Estadístico de América Latina, Vol. II» Mo. 2, cuadros 3 y /Cuadro 9

33 E/CN.12/CCE/SC.5/39 P g. 29 Cuadro 9 EL SALVADOR: CONSUMO BRUTO APARENTE DE COMBUSTIBLES MINERALES, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año otai Total Petróleo crudo Petróleo, derivados y gas Fuel, Diesel Gasolina Kerosene y gas olí y bencina Gas natural y artificial Carbón , « », * U ,2 0, , ,30 /4. Cuadros

34

35 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 31 7«Cuadros de información sobre Honduras (10 al 12) /Cuadro 10

36

37 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Wg. 33 Cuadro 10 HONDURAS t CONSUMO BRUTO APARENTE DE ENERGIA INANIMADA, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Total Combustibles comerciales Petróleo y Carbón derivados Hidroelectricidad Combustibles vegetales , * , , , , ,10 1, , , , /Cuadro 11

38 E/CN.12/CCE/SC.5/39 TAO/LAT/ 39 Pág. 34 Cuadro 11 HONDURASí CONSUMO BRUTO ESTIMADO DE COMBUSTIBLES VEGETALES, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Consumo leña y carbón vegetal Bagazo. utilizado^ Población (Miles) l l l l l &/ Banco Central de b/ Naciones Unidas, 3 y 4. Honduras* Boletín Estadístico de América Latina, Vol. II, No. 2, Cuadros /Cuadro 12

39 E/CN,12/CCE/SC«5/39 Mg. 35 Cuadro 12 HONDURAS! CONSUMO BRUTO APARENTE DE COMBUSTIBLES MINERALES» (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Total Petróleo crudo Petróleo, derivados y gas Fuel, diesel Gasolina y Kerosene y gas oil bencina Gas natural y artificial Carbón m « m m Z Ul l.l /8. Cuadros

40

41 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 37 8, Cuadros de información sobre Nicaragua (13 al 15) /Cuadro 13

42

43 E/CN,12/CCE/SC.5/39 Píg. 39 Cuadro 13 NICARAGUAS CONSUMO BRUTO APARENTE DE ENERGIA INANIMADA, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Total Combustibles comerciales Petróleo y Carbón der ivados Hidroelectricidad Combus tibie! vegetales , , , , ,06 3, ,05 3, , , , (Cuadro 14

44 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 40 Cuadro 14 NICARAGUAS CONSUMO BRUTO ESTIMADO DE COMBUSTIBLES VEGETALES, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Consumo de leña y carbón vegetal Bagazo, utilizado- Población (Miles)b/ l l 591 a/ Banco Central de Nicaragua, b/ Estimaciones de CEPAL, México. /Cuadro 15

45 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 41 Cuadro 15 NICARAGUA! CONSUMO BRUTO APARENTE OE COMBUSTIBLES MINERALES, 1950«-1964 (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Petróleo, derivados y gas Año Total Total Petróleo crudo Fuel, diesel y gas oil Kerosene Gasolina y bencina Gas natural y artificial Carbón *» M» m» ** 0, <m , , « i , /9. Cuadros

46

47 E/CN.12/CCE/SC.5/39 TAO/LAT/ 39 Pág. 43 9» Cuadros de Información sobre Costa Rica (16 al 18) /Cuadro 12

48

49 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Ttfg. 45 Cuadro 4 COSTA RICA«CONSUMO BRUTO APARENTE DE ENERGIA INANIMADA, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Total Combustibles comerciales Petróleo y Carbón. derivados. Hidroelec* tricidad Combustibles vegetales , /Cuadro 17

50 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Ttfg. 46 Cuadro 4 COSTA RICA: CONSUMO BRUTO ESTIMADO DE (Equivalente calorífero en miles COMBUSTIBLES VEGETALES, de toneladas de petróleo) Año Total Consumo leña y carbón vegetal Bagazo^ utilizado ftf Población- (Miles) I l l l a/ Banco C ^ntra1 de Costa Rica, b/ Nacionc s Unidas» Boletín Estadístico de América Latina. Vol. II. No. 2 f cuadros 3 y 4. /Cuadro 17

51 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 47 Cuadro COSTA RICA: CONSUMO BRUTO APARENTE OE (Equivalente calorífero en miles 18 COMBUSTIBLES MINERALES, de toneladas de petróleo) Año Total Petróleo» derivados y gas Total Petróleo Fuel, diesel K erosene Gasolina y Gas natural crudo y gas oil os bencina y artificial Carbón , » kl , /10. Cuadros

52

53 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Wg. 49 Cuadros de información sobre Panamá (19 al 21) /Cuadro 19

54

55 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Ptfg. 51 Cuadro 19 PANAMA: CONSUMO BRUTO APARENTE DE ENERGIA INANIMADA, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Ario Total Total Combustibles comerciales Petróleo y Carbón derivados Hidroelec: tricidad" Combustibles vegetales , * , m *' ^ ^ m &f Parcialmente estimadas. i /Cuadro 20

56 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Vág. 52 Cuadro 20 PANAMA«COHSUMO BRUTO ESTIMADO DE COMBUSTIBLES VEGETALES, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Consumo leña y carbón vegetal agam utilisado«- Población^ ÍMiles) L l l 218 ja/ Dirección de Estadística y Censo. A base de producción de azúcar; 12 toneladas de caña por una de azúcar, b/ Médica Vilma N. Análisis de la situación demográfica de la República de Panamá en el período y proyección de la población total entre /Cuadro 21

57 E/CH.12/CCE/SC.5/39 TA0/LAT/61 Mg. 53 Cuadro 21 PANAMA: -CONSUMO BRUTO APARENTE DE COMBUSTIBLES MINERALES, (Equivalente calorífero en miles de toneladas de petróleo) Año Total Total Petróleo crudo Fuel, diesel y gas oil Petróleo, derivados y gas Kerosene Gasolina y bencina Gas natural y artificial Carbón * M ^ 635^ 432^ 3«s' 165*' ' 439^ 299-/ 26*' 114*/ ^ 61 * 415*' 37 / 159*/ a/ Cifras parcialmente estimadas. /Anexo

58

59 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 55 Anexo CONSUMO DE COMBUSTIBLES VEGETALES EN LOS PAISES LATINOAMERICANOS, 1950 /CONSUMO DE

60

61 E/CN,12/CCE/SC,5/39 TA0/LAT/61 Pág. 57 CONSUMO DE COMBUSTIBLES VEGETALES EN LOS PAISES LATINOAMERICANOS, j El consumo de combustibles vegetales «leña» carbón de leña, bagazo y residuos vegetales reviste gran importancia en América Latina, llegando a constituir en muchos países el tipo de energía de mayor utilización* Pero, salvo casos excepcionales, no se cuenta para este rubro con series estadísticas, ni siquiera con estimaciones nacionales para años o periodos parciales. Las informaciones de que se dispone son, por lo general, fragmentarias, irregulares y a menudo contradictorias. Ninguno de estos países elabora series estadísticas completas sobre consumo de leña, aunque en algunos de ellos ocasionalmente se registra la producción, si bien a todas luces en forma incompleta. La necesidad de cuantificar el consumo total de energía --tanto por la importancia de esa cifra para diversos cálculos» como para estudiar el proceso de sustitución ha obligado a estimar el consumo 2/ de combustibles vegetales, aunque sea aproximadamente. y Publicado como Apéndice III de La energía en América Latina. (E/CN.12/384/Rev.l), publicación de las Naciones Unidas, números de venta II. G. 3. 2/ Se ha tratado de estimar las cifras correctas del consumo para un año reciente que debe considerarse como eminentemente provisional. En cuanto al consumo de combustibles de este tipo en años anteriores, se contó con cifras para ciertos países. Pero, en general, se trata de valores cuyo margen de error puede ser grande en algunos casos, aunque de magnitud aceptable considerando.américa Latina en conjunto. Ha resultado así que para el total de los países latinoamericanos, el consumo de derivados vegetales, en cantidades físicas absolutas, se habría mantenido constante entre 1937 y Esta conclusión quedarla corroborada por el hecho de que aun en los países industriales, el consumo de leña subsiste a la par con el empleo de fuentes y formas más avanzadas de energía. Este consumo representa proporciones decrecientes del consumo total pero, a partir de cierto nivel, su volumen físico se mantiene con pocas variaciones. El consumo de leña en Europa, por ejemplo, conserva su nivel en los años extremos del período (alrededor de 20 millones de toneladas de petróleo equivalente) con oscilaciones en el intervalo, de sólo 10 por ciento más o menos. 1 total de energía aumenta entre una quinta y una cuarta parte. (Véase ECE, Growth & Stagnation in the European Economy, Ginebra, 1954, pp ) Por lo que se refiere a los Estados Unidos, en 1900 la leña todavía representaba la cuarta parte del consumo total de energía, contribuyendo con unos 60 millones de toneladas equivalentes de petróleo. En el promedio /El bagazo

62 E/CN.12/CCE/SC.5/30 Rfg. 58 El bagazo es uno de los pocos combustibles vegetales cuyo consumo se conoce, pudiendo calcularse en función de la caña molida en la producción 3/ de azúcar. En las consideraciones que s iguen se excluye» por lo tanto, el bagazo de caña de azúcar* Podria intentarse el cálculo de otros derivados que se consumen in situ, tales como aserrín y otros residuos de la madera, pero se tropieza con mayores dificultades estadísticas y con la heterogeneidad de los datos. Tal es la razón por la cual en esta etapa preliminar del estudio del problema no se ha intentado su cálculo* La Argentina es el tínico país de América Latina del que se tienen series completas sobre el consumo de leña, carbón de leña, bagazo y los distintos residuos vegetales, con cifras estimadas por dos instituciones: el Instituto de Estudios Económicos del Transporte^ y el Comité Argentino de los últimos diez años, su participación baja a un 5 por ciento, pero el volumen equivale a unos 40 millones de toneladas de petróleo (Putnam, op. cit.), habiéndose prácticamente detenido el descenso en el volumen físico. En la Argentina, único país latinoamericano para el que se cuenta con series estadísticas, el consumo total de combustibles vegetales se mantiene, salvo el período anormal de la pasada guerra, con ligeras variaciones en los últimos treinta años. De este modo, en todos los. países, aun en los más industrializados, más allá de cierto nivel el proceso de industrialización se acelera merced a la introducción de nuevas fuentes de energía con el fin de absorber los nuevos usos. La competencia tiene lugar más bien entre las energías "modernas", en tanto que la leña es relegada a zonas geográficas y empleos específicos. Queda, asi, un margen aproximadamente estable del que difícilmente se baja. Aplicando estas experiencias al caso de América Latina, es legitimo admitir que, en conjunto y como compensación de situaciones nacionales distintas, el total del consumo de vegetales se ha mantenido sensiblemente constante desde la preguerra. Seria aventurado adelantar conje» turas acerca de la magnitud del consumo en años anteriores. 3/ Véase Bagazo de caña de azúcar como materia prima para papel v celulosa (ST/ECLA/Conf./3/L.5.0). 4/ Se detalla a continuación el método seguido por el Instituto de Estudios Económicos del Transporte. El consumo total de leña se calcula sumando la leña consumida y transportada por los ferrocarriles --cuya estadística se conoce y el consumo in situ, como se dice arriba. Para el carbón de leña se toma el transportado por los ferrocarriles más el consumo in situ que, también, según el citado Comité, se ha estimado en 20 kilogramos por habitante-año en /de la

63 E/CN,]2/CCE/SC.5/39 TAO/LAT/ 61 Pág. 59 de la Conferencia tóindial de la Energía. Para el Brasil se cuenta con una serie de leña, desde 1939 a 1952, A. Barbosa Oliveira, Consumo de énergla no Brazil (Conferencia Mundial de la Energía, Reunión Parcial Río de Janeiro, 1954), y los datos del Servicio de Estadística de la Producción, del Ministerio de Agricultura. Para El Salvador también se dispone de una serie parcial (1944*48) del consumo industrial de leña y residuos vegetales la zona de producción. El de residuos se estima en la siguiente forma; Bagazo: 27 por ciento de la caña molida en los ingenios; Marios: 25 por ciento de la producción de maíz desgranado (como no es absolutamente paralelo a la producción de maíz, se han tomado promedios encadenados de tres años); Paja de cerealest cálculo aproximado y teniendo en cuenta el número de las trilladoras y el volumen del cereal trillado; Aserrín de quebracho» tres veces el extracto de quebracho exportado; Cáscaras de girasol: 46 por ciento de la semilla utilizada por la industria; Cáscaras de maní: 50 por ciento de la semilla utilizada por la industria; Cáscaras de algodón: 38.5 por ciento de la semilla utilizada por la industria. Cáscaras de arroz» 25 por ciento del arroz descascarado (de la producción nacional más la importación de arroz con cáscara); Tortas de semillas oleaginosas: la diferencia entre lo producido y lo exportado (sólo se han considerado ios años 1940, 1941 y 1942, ya que normalmente se consumen como forraje); Harina de semillas oleaginosas: tres cuartos de la diferencia entre lo producido y lo exportado (sólo para los años 1940, 1941 y 1942). Además, se estima el consumo de orujo, «1 de aserrín quemado en los aserraderos y otros de pequeña importancia, entre los cuales se incluye el muy pequeño consumo de alcohol desnaturalizado para combustible, en el equivalente de toneladas de petróleo al año. Las equivalencias adoptadas han sido las siguientes: Leña Bagazo Marios Tortas y harinas oleaginosas Paja de cereales Cáscaras de semillas Aserrín de quebracho Aserrín quemado en los aserraderos Orujo Alcohol Otros residuos cal/kg ,000 /y de

64 E/CN.12/CCE/SC.5/39 Pág. 60 y de una estimación del consumo doméstico* Para Chile y México hay estimaciones del consumo total de leña, ' Dos instituciones internacionales han estimado también el consumo de combustibles vegetales. Las Naciones Unidas (Statistical Papers J-l, World Energy Supplies in Selected Years ), el de leña y otros vegetales (combustibles no comerciales) para todos los países del mundo en 1949; y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Estudio económico de América Latina. 1953, documento E/CN.12/358 y Anuario estadístico de productos forestales, FAO, 1954), el de leña combustible (incluso usada para carbón vegetal) en los países latinoamericanos en El Statistical Papers J-l, sobre una encuesta del consumo familiar de la clase media de la India, estima que el consumo doméstico mínimo de combustibles equivale a 0.25 toneladas de carbón mineral por habitante-año (0.168 toneladas de petróleo)«la diferencia entre el consumo doméstico conocido y el que resulta de aplicar el criterio anterior se agrega el consumo de leña y residuos vegetales.. > Para establecer el consumo no registrado de leña, el Comité Argentino de la Conferencia Mundial de la Energía^ estimó que el consumo doméstico de leña de la población de la zona leñera es de 400 kg por habitante al año (0*133 toneladas de petróleo)«el consumo doméstico de combustibles vegetales registrados y no registrados --o sea, sin considerar el consumo por la industria y el transporte-- en la Argentina, en 1939, resulta ser equivalente a toneladas de petróleo por habitante toneladas de petróleo. En el Brasil, en 1950, resultó aproximadamente de El consumo total por habitanté de combustibles de vegetales, incluida la industria y el transporte, se eleva en la Argentina, en 1950, a tone ladas de petróleo y en el Brasil, a 0.192, ' Para Chile, se tiene, de acuerdo 5/ Chile, para el año 1950, en un trabajo inédito de R. Salazar, de la ENDESA; México, en La energía en México de E. Alanis Patiño. 6/ Citado por Instituto de Estudios Económicos del Transporte, Jj En ambos casos estas cifras consideran el carbón vegetal como tal y no la leña de origen* (Véase Balance de energía en la Parte Segunda.) /con la

65 E/CN.12/CCE/SG.5/39 Pág. 61 con la fuente citada, toneladas por habitante. Para el promedio de América Latina excluidos la Argentina, el Brasil, Chile, El Salvador y México-- se obtiene un equivalente de toneladas de petróleo por habitante, según los datos de Statistical Papers J-l, y toneladas según la FAO. Para la Argentina y el Brasil 8/ se adoptaron las series consignadas por las fuentes nacionales, igual que en el caso de Chile para Para El Salvador se supuso un consumo doméstico de toneladas por habitante adoptando el consumo industrial de la fuente nacional, con lo cual el consumo total llega a 0,213 toneladas de petróleo por habitante al año. Para México, se elevó la cifra consignada por la fuente respectiva, aunque, por considerar que el consumo de combustibles vegetales ya había descendido mucho, no se rebajó su consumo por habitante, que ya es pequeño en comparación con los demás países. Para los países no citados se adoptó --conforme a las características de cada uno de ellos y a diversas relaciones derivadas un consumo de combustibles vegetales equivalente a 0,100, 0,150 o 0,200 toneladas de petróleo por habitante-año. 8/ Es posible que las cifras de la serie del Brasil estén un tanto por debajo de la realidad, por no abarcar la totalidad del consumo real, tanto de leña como de carbón vegetal, y por incluir entre ios residuos vegetales-- sólo el bagazo de caña. Llama la atención la fuerte caída que consigna la fuente citada del consumo de caña y del carbón vegetal en 1946, que lo lleva a cifras inferiores a las de preguerra. Esta caída no es compensada por el aumento de los combustibles líquidos y provoca por lo tanto una disminución en el consumo total de energía, en el consumo por habitante y en el consumo por unidad de producto bruto, que no está de acuerdo con el aumento de la actividad económica de ese año. No hay duda de que el consumo de energía por unidad de producto bruto ha debido descender por el aumento del rendimiento energético total derivado del incremento relativo de los combustibles líquidos (especialmente por la sustitución de los gasógenos por la gasolina), Pero la cuantía del descenso parece excesiva (véase gráfico I, Apéndice I) y puede derivar de anomalías en los datos estadísticos básicos de leña y carbón de leña que, según la citada fuente, han sido estimados para ios años 1939, 1940 y sobre la base de la producción de Minas Gerais solamente. /Si el

Sitemap